Por qué el deporte nos puede ayudar a combatir la ansiedad y cuáles son los mejores para mantenerla a raya.

por | 20 Nov, 2020 | Novedades Élite

Cuando se habla de deporte es incontestable el enorme valor que posee para mejorar nuestra condición física y, por ende, el sistema cardiovascular, locomotor, metabólico, endocrino y nervioso. Además, están comprobados su beneficios para el tratamiento de enfermedades como la hipertensión, el asma, la diabetes o problemas renales; y su utilidad en la prevención del cáncer, la obesidad, las enfermedades coronarias o las lesiones lumbares.

Sus efectos a nivel psicológico han sido menos estudiados, sin embargo, hoy se sabe también que la práctica de ejercicio físico puede contribuir eficazmente a la prevención y el tratamiento de la ansiedad y la depresión a cualquier edad, en ambos sexos y, sobre todo, en personas que las sufren a un nivel leve o moderado.

¿Por qué puede resultar el deporte tan beneficioso a nivel mental? Estos son algunos de sus principales beneficios:

– El ejercicio físico regular mejora el estado de ánimo ya que diversos estudios han demostrado que facilita el manejo de emociones negativas como la ira y la rabia.

– Su práctica, por otro lado, ayuda a mejorar la calidad del sueño.

– Ayuda a quien lo practica a evadirse de sus preocupaciones diarias y salir del ciclo de pensamientos negativos, al menos, mientras se realiza la actividad física.

– Mejora la sensación de fortaleza, de seguridad y de control sobre uno mismo y el entorno. Lo que comúnmente se conoce como autoeficiencia.

– Por otro lado, también aumenta la autoestima, al mejorar la imagen corporal y hacer que nos sintamos bien con nuestro físico.

– Es además una buena manera de ampliar las relaciones sociales y de que el contacto con nuevas personas nos sirva de apoyo, distracción o refuerzo.

– El deporte mejora la regulación del sistema cardiovascular y respiratorio algo que influye a su vez en el sistema nervioso. Por ejemplo en una situación de estrés, la práctica regular de ejercicio aeróbico, disminuye la presión sanguínea y la frecuencia cardíaca.

– También estimula el sistema inmunológico, facilitando la eliminación de sustancias nocivas y la regeneración del mismo.

– Produce a largo plazo y de forma natural un incremento de los niveles de noradrenalina, implicada en la respuesta del organismo al estrés, y también de serotonina, que mejora nuestro estado de ánimo y reduce los niveles de ansiedad.

– Estimula la glándula pituitaria y la producción de endorfinas, las llamadas hormonas de la felicidad vinculadas a la regulación del dolor y la sensación de bienestar.

¿Y cuáles serían los mejores deportes que pueden ayudarnos a combatir la ansiedad? Los expertos afirman que si bien el simple hecho de movernos y realizar una actividad física, sea la que sea, ya es beneficioso para reducir los niveles de ansiedad, también se debe optar por priorizar aquellas disciplinas en las que se cumplan estos tres condicionantes: que se realicen en equipo (ya que aumentarán las relaciones sociales y la motivación colectiva), en los que se haga un esfuerzo físico considerable (para liberar energía y evitar el aumento de peso que en ocasiones conlleva este trastorno) y que no impliquen una gran concentración (para priorizar la diversión y evadirse).

Por otro lado, también sugieren combinar su práctica con otras disciplinas donde se priorice la relajación, los ejercicios de respiración y el movimiento energético como el pilates, el yoga, el taichí o el Qi Gong. Actividades a las que podría sumarse el senderismo o caminar al aire libre, que son muy tranquilas y además intensifican el contacto con la naturaleza.

Asimismo, también hay deportes individuales que pueden ser óptimos para combatir la ansiedad por su combinación de características. La natación, por ejemplo, permite liberar tensiones, mantener el peso, mejorar la circulación sanguínea y reducir algunos de los síntoma de este trastorno como los dolores musculares y el insomnio. El running y el ciclismo también pueden ser otras dos buenas opciones por su capacidad para aumentar la segregación de endorfinas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete

¡Es hora de Entrenar!

No esperes al año que viene. Ahora es el momento de empezar a trabajar tu nuevo yo. Encuentra el plan deportivo que más se ajuste a tus necesidades.